Gestionando los legados

No esta mas el que lo desarrolló. Esta hace muchos años y nadie sabe como funciona. No tenemos soporte del proveedor.

Te parecen conocidas estas frases? Son algunas de las muchas que se escuchan dia a dia en las organizaciones ante la imposibilidad de actualizar sus sistemas legados.

¿Qué son los legados?

Podriamos definirlos como esos programas que nadie quiere tocar, nadie sabe quién lo escribió y que absolutamente nadie quiere correr el riesgo de reemplazarlo.

Podemos citar muchos casos de software legado que actualmente es de vital importancia en las organizaciones, por ejemplo los core banking o tasadores de Telcos.

¿Y porque nos encontramos con esta situación? Principalmente estas situaciones se dan cuando un software pierde su ciclo de actualización constante, y ante esa situación se comienza a perder conocimiento, se empiezan a ir los recursos claves que lo mantienen y ante esa situación cada dia se aísla mas del dia a dia. Para evitar que un software quede obsoleto, se requiere mejorarlo gradualmente y llevarlo a estándares de forma continua.

¿Cómo gestionar una aplicaciones legacy?

Reescribir el código (#rewrite): esta opción es compleja, porque básicamente se basa en rearmar el programa con las mismas funcionalidades, pero con tecnología y practicas apropiadas al momento actual. La mayor complejidad de esto es tener que mantener dos sistemas similares funcionando, y posteriormente ir pasando “carga” del viejo al nuevo o directamente volcar todo el trafico de un sistema a otro en un formato “big bang”.

Refactorizar el código (#refactor): esta opción se basa en reemplazar las funcionalidades del sistema antiguo, gradualmente. Esta estrategia consiste en relevar cada función, interface, clase, modulo, etc del sistema antiguo y construir una nueva pieza de software de ese elemento particular. Durante el refactoring, es posible detectar funcionalidades que ya no son necesarias, y a ellas se las deja “morir por inanición”.


¿Reescribir o Refactorizar?

Lógicamente es necesario analizar cada situación. No es lo mismo Reescribir todo un Core Bancario, que Refactorizar una aplicación para que deje de usar #MySQL para usar #MongoDB.

Se debe tener en claro cual es el aporte de valor de cada estrategia de cara al negocio. Posteriormente es bueno efectuar un assessment que permita situar el nivel de complejidad de la operatoria.

  • Relevamiento del software, interfaces, integraciones, etc.
  • Identificar la complejidad de las tareas
  • Identificar los riesgos
  • Definir con que enfoque se planeará la modernización de aplicaciones, apostando a disminuir el riesgo y los costos.

Planeando la nueva arquitectura

¿Estamos rediseñando una aplicación monolítica? ¿Es SOA? ¿Es Rest? ¿Crearemos #API? ¿Vamos a la nube? ¿Adoptaremos microservicios? ¿Usamos contenedores? ¿#Serverless, eso que es?

No es lo mismo pasar de .NET a .NET Core, que modificar un desarrollo en Cobol.

Es muy importante definir cual será el diseño futuro que “absorberá” a nuestro legado. Y de esa forma planificar cuales serán los pasos apropiados. Si de una app de baja complejidad tipo monolito vamos a ir a un esquema de #microservicios o #serverless es una buena oportunidad para reescribir desde cero. Pero si el sistema heredado en cuestión es el core de su negocios, no puede darse el lujo de correr riesgos innecesarios, y para este caso, es preferible optar por una refactorización progresiva. De igual forma, si las personas que hicieron originalmente al sistema legado ya no están en la compañía, tampoco tiene sentido refactorizar y será más fácil reescribirlo.

What is a Mainframe Computer? - A Guide from IBM Mainframes

Como vemos, no existe una tabla que resuelva las decisiones mágicamente. A veces, en ciertas oportunidades la refactorización de código es la mejor opción, por seguridad o por practicidad. Pero la refactorización de código en otros casos puede brindar una ganancia rápida en términos de capacidad de mantenimiento y rendimiento, construyendo nuevamente desde 0.

Existe un tercer modelo que podemos denominar Rehosting, y consiste en realizar un proceso llamado ‘Lift & Shift‘. Esta actividad tiene como finalidad levantar una aplicación legada y moverla a un nuevo entorno, ya sea #cloud, o #container, o #serverless. Esta opción es muy interesante para mover aplicaciones sin tener que esforzarse mucho en hacer una reescritura sustancial, en líneas generales, este tipo de procesos son de mucha utilidad para reducir la obsolescencia de hardware, pero como contra, es importante destacar que no tiene el valor que se encuentra en reestructurar la aplicación.

Desde 54cuatro estamos apoyando a las organizaciones a disminuir los riesgos que conllevan estas decisiones, a través de nuestros servicios de consultoría en Arquitectura con profesionales especializados en enfoques la modernización de aplicaciones que tienen en cuenta componentes de plataforma, arquitectura aplicativa y el diseño de API. Necesitas apoyo? Escribinos.

Contactate

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el avión.